Banco Popular y DFC de Estados Unidos financiarán pymes de mujeres
Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Banco Popular y DFC de Estados Unidos financiarán pymes de mujeres

 Content Editor



Serán US$250 millones y beneficiarán también a pymes sostenibles

Santo Domingo, D.N. – El Banco Popular Dominicano, la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (DFC, por sus siglas en inglés) y el Banco Santander firmaron un acuerdo para continuar apoyando con US$250 millones el desarrollo de pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres, así como también aquellas pymes que promuevan iniciativas de sostenibilidad en el país.

​Estos US$250 millones que se canalizarán a través del Banco Popular tendrán el beneficio de una tasa preferente para las pymes dominicanas interesadas en aplicar, las cuales contarán con un plazo de hasta 7 años para pagar sus préstamos.

El Banco Santander, desde su equipo Export & Agency Finance en su sucursal de Nueva York, fue la entidad financiera estructuradora y coordinó la operación.

La estructura financiera para este préstamo se conformó con el aporte de US$200 millones por parte de DFC, en tanto el resto fue aportado por el Banco Popular y el Banco Santander.​

Condiciones de acceso a los préstamos

Los recursos se destinarán a pymes que trabajen con propuestas de sostenibilidad y un mínimo del 50% del total será colocado entre pymes que cumplan, al menos, con una de estas características de la iniciativa “2X Mujeres":

Deberán ser pequeñas empresas en las que el 51% de las acciones o de la propiedad, como mínimo, sea propiedad directa de mujeres.

Aplican también las pymes que hayan sido fundadas por una mujer o un grupo de mujeres, que continúen desempeñando un papel activo en la gestión de la empresa.

Pueden ser beneficiarias además las pymes con un porcentaje mínimo de mujeres en cargos de alta dirección, así como aquellas donde el 30% de los asientos del Consejo de Administración estén ocupados por mujeres con un rol activo.

Igualmente, son potenciales beneficiarios de estos fondos las pymes, cuya fuerza laboral tenga un porcentaje mayoritario de mujeres y siempre que estas empresas cuenten, además, con una política o programa que vaya más allá de los requerimientos de la ley y aborde las condiciones para el empleo de calidad femenino, como la inequidad salarial, la falta de cuidado infantil, la discriminación o acoso, entre otros puntos.

Por último, también son elegibles para este financiamiento las pequeñas y medianas empresas que ofrezcan productos o servicios que beneficien de forma específica o notoria a las mujeres.

El acto de firma, que tuvo lugar en la Torre Popular, estuvo encabezado por los señores Christopher Paniagua, presidente ejecutivo del Banco Popular, Scott Nathan, director ejecutivo de la DFC de los Estados Unidos, y Jean-Baptiste Piette, director gerente del equipo Export & Agency Finance de Banco Santander, en su sucursal de Nueva York.

Los recursos se destinarán en un 10% a pymes que trabajen con propuestas de sostenibilidad, y un mínimo del 50% del total será colocado entre pymes que cumplan, al menos, con una de estas características:

Deberán ser pequeñas empresas en las que el 51% de las acciones o de la propiedad, como mínimo, sea propiedad directa de mujeres.

Aplican también las pymes que hayan sido fundadas por una mujer o un grupo de mujeres, que continúen desempeñando un papel activo en la gestión de la empresa.

Pueden ser beneficiarias además las pymes con un porcentaje mínimo de mujeres en cargos de alta dirección, así como aquellas donde el 30% de los asientos del Consejo de Administración esté ocupado por mujeres con un rol activo.

Igualmente, son potenciales beneficiarios de estos fondos las pymes, cuya fuerza laboral tenga un porcentaje mayoritario de mujeres y siempre que estas empresas cuenten, además, con una política o programa que vaya más allá de los requerimientos de la ley y que aborde las condiciones para el empleo de calidad femenino, como la inequidad salarial, la falta de cuidado infantil, la discriminación o acoso, entre otros puntos.

Por último, también son elegibles para este financiamiento las pequeñas y medianas empresas que ofrezcan productos o servicios que beneficien de forma específica o notoria a las mujeres.

El acto de firma, que tuvo lugar en la Torre Popular, estuvo encabezado por los señores Christopher Paniagua, presidente ejecutivo del Banco Popular, y Scott Nathan, director ejecutivo de la DFC de los Estados Unidos.

El señor Paniagua subrayó el compromiso del Popular con la igualdad de género y la creación de oportunidades para las mujeres: “Basados en nuestra visión sostenible y en línea con los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas, con este acuerdo apoyamos firmemente a las pequeñas empresas enfocadas en ser sostenibles y a aquellas lideradas por mujeres, con condiciones financieras muy favorables para su crecimiento y para que sigan aportando a una sociedad más justa", expresó.

Por su parte, el señor Nathan manifestó que Para canalizar los fondos de este acuerdo, el Popular cuenta con “Impulsa Popular", orientada al crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, y “Emprende Mujer", una plataforma de apoyo especializado al emprendimiento femenino integra diversoscon productos financieros,  y se complementa con capacitaciones y servicios de acompañamiento psicológico, con el objetivo de motivar y sustentarque motiven y sustenten el crecimiento económico de la mujer.

Sobre la DFC

La Corporación Financiera Internacional de Desarrollo (DFC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos se asocia con el sector privado para financiar soluciones a los desafíos más críticos que enfrenta el mundo en desarrollo en la actualidad. Invierte en diversos sectores, como energía, atención médica, infraestructura, agricultura, servicios financieros y pequeñas empresas. Las inversiones de la DFC se adhieren a estándares elevados y respetan el medio ambiente, los derechos humanos y laborales.

Sobre Santander Corporate & Investment Banking

Es una división global de Santander que apoya a clientes corporativos e institucionales, ofreciendo servicios a medida y productos mayoristas de valor añadido, respetando estándares de banca responsable que contribuyen al progreso de la sociedad.La finalidad de la DFC es movilizar y facilitar la participación del capital y las competencias del sector privado en el desarrollo económico de los países de ingreso mediano y bajo, y de los países en transición hacia una economía de mercado, a fin de complementar los objetivos de asistencia para el desarrollo y promover los intereses de política exterior de los Estados Unidos.

 
 


Vicepresidencia Ejecutiva
Comunicaciones Corporativas, Reputación y Banca Responsable
Grupo Popular, S. A.


OTRAS NOTICIAS